Qué tipo de Yoga practico / transmito

Muchas veces me preguntan qué tipo de Yoga practico/transmito. Creo que la mejor manera de describirlo es Hatha Yoga, pero no estoy asociada a un linaje particular, ni la practica sale de un libro de Yoga, sino que está basada en mi investigación práctica personal de más de 25 años. Por eso no tiene un nombre específico. Esta investigación práctica involucra al cuerpo, a la respiración, a la mente y al corazón.

Un espacio de exploración

Para mí el Yoga no es solamente el trabajo físico u otros ejercicios que hacemos en las prácticas, sino el trabajo interno para comprendernos y aceptar/amar quienes somos. Entonces, si bien una gran parte de la clase se basa en la técnicas de Ásana (los ejercicios físicos del Yoga), en las prácticas buscamos profundizar nuestra conexión con lo que nos trae el Ásana en franca oposición a profundizar la forma del Ásana.

Esto no quiere decir que no cuidemos el cuerpo, ¡sucede al contrario! Trabajamos con principios de movilidad y fuerza de manera que nos permite ganar conciencia y cuidar nuestro cuerpo, manteniéndolo sano.

La práctica de yoga para mí es un espacio de auto-investigación.

Así, en vez de ayudar a perpetuar la falta de conexión (en este caso, expresada como falta de sensación), invitamos a explorar para ir profundizando la conexión con las sensaciones del cuerpo.

Así, en vez de generar una nueva dependencia, invitamos a la libertad.

La práctica de yoga debería empoderarte, no hacerte dependiente de un maestro, un linaje, una secuencia de ásanas o una serie de prácticas. 

Esta es una listita de qué podés encontrar en mis clases de yoga en este tiempo y qué no vas a encontrar (o mejor dicho, qué voy tratando de erradicar).

¿Qué podés encontrar en mis clases?

•    Invitación a la auto-investigación.

•    Respeto y acompañamiento de tu proceso personal.

•    Permiso para el cambio y la transformación.

•    Invitación a abrir la mente a nuevas posibilidades.

•    Práctica con sentido: ¿para qué hacemos lo que hacemos?

•    Respeto por la biomecánica de tu cuerpo.

•    Invitación a ser amorosx con vos mismx, a disfrutar del encuentro con vos.

•    Trabajo de estabilidad y movilidad (flexibilidad pero con fuerza para sostenerla).

•     Construcción de los movimientos desde las bases y en forma progresiva (ásanas y respiración).

¿Qué NO vas a encontrar en mis clases?

•    Búsqueda desde lo exterior.

•    Práctica de repetición de ideas sin fundamento.

•    Que yo te haga creer que yo sé más sobre vos que vos mismx.

•    Que yo te dé respuestas a todas tus preguntas.

•    Linaje.

•    La “verdad” afuera tuyo (afuera puede ser un maestro, ideas, libros, etc).

•    Ideas fijas

•    Imposiciones: figuras a las que hay que llegar, formas estrictas para practicar con el cuerpo, tiempos o proporciones para la respiración o pránáyámas, etc.

•    Repetir mil veces chaturanga (u otro ásana) con la idea de que “ya te va a salir”.

•    Acrobacias.

Si todavía no lo hiciste, podés leer más sobre maneras de transmitir yoga en esta nota.

 

A %d blogueros les gusta esto: