Sobre la cadena posterior y el yoga

Si venís siguiendo mis posts en Instagram o facebook o si participás de mis clases regulares habrás visto que parezco obsesionada con fortalecer los músculos de toda la cadena posterior! Si no los viste, acá hago un pequeño resumen:

https://www.instagram.com/p/BnHlitAH3PP/?taken-by=martinamarreyoga

https://www.instagram.com/p/BnCY_4pn_Fd/?taken-by=martinamarreyoga

https://www.instagram.com/p/Bm-_9gJnPUb/?taken-by=martinamarreyoga

https://www.instagram.com/p/Bm5oxavn10Q/?taken-by=martinamarreyoga

 

Te cuento de dónde viene esta obsesión. Investigando sobre lesiones en yoga me encontré con que en los últimos años el mundo yogui está especialmente atento al uso de la biomecánica en la técnica de ásana. Tradicionalmente se repetía lo que el linaje decía. Pero como se vienen reportando numerosas lesiones por repetición en yoguis de muchos años de práctica intensa (en general, más de 10 años), se comenzaron a usar resultados científicos para modificar prácticas que podrían estar llevando a que suframos estas lesiones.

 

En particular, mucha gente, entre las que me incluyo, lesionamos nuestro cuerpo al hacer muchísimas veces ciertos movimientos para los que nuestros cuerpos no estaban preparados. Y esto, practicando yoga.

 

Y voy a los isquiotibiales y glúteos. En las prácticas de yoga tradicionales solemos trabajar la elongación de la cadena posterior de músculos en forma descompensada respecto al trabajo de fuerza que hacemos. (Siempre hablo del caso general. Si vos trabajás compensado, genial!) Además, en muchas de estas prácticas se nos pide relajar los glúteos a propósito en muchas de las posturas (bhujangásana, por ejemplo). Si solamente practicás yoga y no complementás con otras actividades físicas, estas maneras pueden llevar a que glúteos e isquiotibiales dejen de cumplir sus funciones!

 

Algunos ejemplos:

  • Pedir a los músculos isquiotibiales una elongación para la que no están preparados puede llevar a desgarro.
  • Si los glúteos están debilitados no están en condiciones de cumplir con sus funciones: en particular, la estabilización de la cadera. Si este es el caso puede producirse desgaste en la articulación, que puede traer dolor crónico en la cadera e incluso puede llevar a necesitar un reemplazo de cadera.
  • Si bien yo nunca tuve problemas en glúteos o isquiotibiales específicamente, se piensa que la falta de fuerza de estos músculos también está asociada a problemas en la columna lumbar y problemas en el psoas. Y esto sí es algo que sufrí. Fortalecer isquiotibiales y glúteos fue parte importante de mi recuperación.

 

Por esto creo que fortalecer toda la cadena posterior y en particular estos músculos es fundamental si queremos practicar yoga muchos años sin lastimarnos (que tengamos estos músculos fuertes no garantiza que no nos vayamos a lastimar, pero mejoramos las chances de mantenernos sanos!).